La nueva era de los viajes al espacio

Cuando pienso en viajes espaciales, no puedo dejar de pensar en el Pato Dodgers, del siglo 24 y medio. Si no lo conoces, es un viejo corto del Pato Lucas ambientado en un futuro distante donde él es el más grande explorador de la Tierra, y junto a su intrépido acompañante, el cadete espacial Porky, viajan para reclamar mundos para la Tierra y normalmente se halla enfrentando a Marvin el Marciano, que va por el mismo camino.

Esos cortos terminan siempre de manera simple, ya sea que el pato se imponga, el marciano se las cobre o los planetas que se disputan exploten hasta quedar tan solo una piedrita.

El Solar One, cohete espacial que pretende hacer viajes veloces en el espacio exterior. Imagen cortesía de: Alberto Caballero y Marco Punch

Aunque ese no es el caso de este artículo, lo que debe llamarnos la atención es un modelo de cohete espacial llamado Solar One, el cual está en el papel como una propuesta que permitiría a los tripulantes y viajeros del One poder viajar mediante tres diferentes formas de combustible: energía nuclear, propulsión a láser y propulsión fotónica.

La idea es muy tipo Mazinger Z, animé popular en la década de los 70 del siglo pasado, principalmente en Latinoamérica, pero no es tan descabellado como podría uno pensar: las tres propuestas de energía estarían trabajando en conjunto, y la láser sería el corazón y alma de todas, pues el láser daría un impulso mayor de energía a las otras que ellas hacia las demás.

También, este vehículo interestelar estaría usando otros aditamentos como una especie de vela que permita el aerodinamismo esencial que permitiría un viaje a velocidad moderada (llamado Sunjammer) y un motor de energía láser llamado Teramobile que daría una potencia de hasta 5 terawatts de poder.

Y, al igual que los trasbordadores espaciales que conocemos, varias partes del vehículo se desprenderían para permitir a la principal viajar a través del espacio sin problema alguno.

Pero no sólo eso, sino que el One puede transformarse de variadas maneras debido a lo dinámico de su diseño: impulso láser para velocidad; espejos para aceleración en base al láser que podría dar velocidades cercanas al 25% de la velocidad de la luz en un estimado de dos años. Al final, el viaje por el cosmos que haría el One sería de 20 años, aunque bien podría llegar, con la desaceleración suficiente, a 15 años con una mayor potencia generada por los motores.

¿Viajar al espacio como sucede en programas populares de exploración como Star Trek? Cada vez está más cerca. ¿Ambicioso? Puede ser. Cada vez está más cerca. El proyecto de Alberto Caballero para ir hacia donde ningún ser humano ha llegado (como menciona Star Trek), puede acercarnos más a una nueva Era de la Exploración, solo que en un sitio mucho más inexplorado y vasto. Y aunque está puesto en papel (puedes ver más acerca de sus ideas, pros, contras, posiblidades y limitaciones aquí), el Solar One, sin duda, tiene el potencial de sorprendernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s