El adiós a Alan Bean

Al_Bean_during_EVA_training_in_the_Flight_Crew_Support_Building
Alan Bean. Foto: NASA

Alan Bean es uno de esos hombres notables de quienes sólo se encuentra uno que otro en cada generación, tiene que pasar mucho tiempo antes de que surjan otros como ellos. Y es que el señor Bean hizo una de esas cosas con las que todos soñamos, pero que muy pocos han sido capaces de lograr: ¡caminar sobre la Luna!

Como tripulante de la misión Apollo 12, lanzada al espacio exterior en noviembre de 1969, Bean tuvo esa excelente oportunidad de poner sus pies en la superficie lunar, donde pudo ver algo que para la gran mayoría es un sueño, un espectáculo que sólo nos resta imaginarnos.

Desde Julio Verne hasta aquellos que gustan de escribir ciencia-ficción, el poder caminar sobre nuestro satélite natural es una posibilidad que apenas se vuelve real en nuestra imaginación. Y por ello queremos ser como Alan: hombres que han soñado y que han logrado hacer lo que nosotros no. Alan Bean, en ese momento, se vuelve nuestro intrépido héroe, nuestro modelo a seguir. Desafortunadamente, Alan Bean falleció a los 86 años de edad el pasado 26 de Mayo.

De acuerdo con un comunicado escrito por la viuda del astronauta, ella recuerda a su marido entrañablemente:

Alan fue el hombre más fuerte y más amable que he conocido. Él fue el amor de mi vida y lo extraño muchísimo.

Leslie Bean

800px-(Left_to_right)_Pete_Conrad,_Dick_Gordon,_and_Al_Bean_pose_with_the_Apollo_12_Saturn_V
La Tripulación del Apollo XII. Alan Bean a la extrema derecha. Foto: NASA

Tras su viaje a la Luna, y terminar su relación laboral con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (National Aeronautics and Space Administration, NASA), Alan se dedicó a una nueva pasión: la pintura. Vivió pintando, hasta su último momento, inspirado por su enorme hazaña. Plasmó emoción, nostalgia y sencillez en cada uno de sus óleos, los cuales no sólo contaban la historia del cuarto hombre que pisó la Luna, sino cada una de las cosas que había logrado tras el colosal momento en su vida.

Apollo_12_insignia
Insignia del viaje del Apollo XII. Foto: NASA

Sobre la misión Apolo 12, de la cual Alan Bean fue parte importante, hay datos interesantes, como:

  • El módulo lunar Intrepid alunizó en la llanura del Oceanus Procellarum con los astronautas Charles Pete Conrad y Alan Bean en su interior.
  • Para realizar misiones más complejas, había primero que demostrar la capacidad para efectuar alunizajes con una precisión mayor de un kilómetro, algo muy difícil teniendo en cuenta la inexactitud de los modelos del relieve lunar de finales de los años 60. Por eso, la Apolo 12 tenía que aterrizar cerca de un objetivo predefinido.
  • La misión de la Apolo 12 estuvo a punto de terminar en desastre cuando dos rayos alcanzaron el cohete SaturnV SA-507 poco después del despegue (a los 36.5 y 50 segundos de la misión, respectivamente). El sistema inercial del módulo de mando quedó fuera de juego por el choque eléctrico, pero el cohete pudo ascender sin problemas, controlado por la Unidad Instrumental (IU, el «cerebro» de la Saturno).
  • Los astronautas Charles Pete Conrad y Alan Bean trajeron de regreso 34.35 kilogramos de rocas lunares.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s